01 febrero 2017

ENERGÍA - Densidad Calórica

Imagen.- Copyright: Eva Marquina Berenguer
Tan denostada en los últimos años, la energía que nos proporcionan los alimentos es imprescindible para nuestra supervivencia. Sin ella nuestras células no pueden llevar a cabo los procesos biológicos que permiten a nuestro corazón bombear litros de sangre al día, a nuestros pulmones captar oxígeno o a nuestro cerebro pensar. A la vez, una ingesta excesiva de energía durante un tiempo puede suponer un peligro para ellas puesto que se acumula en forma de grasa. Por esta razón es fundamental mantener un equilibrio entre nuestra ingesta de energía y la que empleamos tanto en las funciones vitales como en la realización de actividad física.



La energía no es una propiedad intrínseca de los alimentos. Con estos nosotros no ingerimos energía, sino nutrientes y son nuestras células las que metabolizan algunos de estos nutrientes para obtenerla. Los hidratos de carbono, las grasas o lípidos y las proteínas pueden utilizarse con fines energéticos en nuestro cuerpo. De estos los fundamentales son los hidratos de carbono, sin ellos, el proceso de obtención de energía de los lípidos es deficiente. Por su parte nuestras células utilizan las proteínas como fuente minoritaria de obtención de energía, destinándolas mayoritariamente a otras funciones. 


09 enero 2017

FIBRA II. ¿Qué hay de verdad?



Copyright Eva Marquina Berenguer

De la fibra se ha dicho que sirve para casi todo: desde que ayuda a perder peso hasta que previene la diabetes. Para poder hacer estas afirmaciones estos efectos deben estar demostrados en un número suficiente de estudios de investigación. Así es como funciona la ciencia y en base a eso vamos a analizar en este artículo qué hay de verdad en todos los beneficios que se le atribuyen a la fibra.




06 enero 2017

GRASAS TRANS. Grasas hidrogenadas



Copyright Eva Marquina Berenguer

Apenas presentes en alimentos naturales, las grasas trans son el resultado de nuestro afán por crear productos nuevos. En realidad son grasas insaturadas, aunque no comparten con ellas sus propiedades nutricionales. Prescindibles e innecesarias, su presencia en nuestra dieta hace un flaco favor a nuestro corazón. 




04 enero 2017

LAS GRASAS SATURADAS DE LOS ALIMENTOS


Copyright Eva Marquina Berenguer
En la sombra, bajo el paraguas de los lácteos durante décadas, la investigación las ha descubierto como una de las principales responsables dietéticas directas de la acumulación de colesterol en sangre, junto con las grasas trans. Una vez quitada la máscara, reducir el consumo de las grasas saturadas eses uno de los objetivos nutricionales fundamentales para mejorar nuestra salud.


02 enero 2017

¿AZÚCAR O AZÚCARES? La importancia del apellido

Imagen.- Copyright Eva Marquina
Berenguer
Azúcar es ese alimento que todos utilizamos a diario para endulzar el café o la leche: el “azúcar de mesa”. Cuando en alimentación hablamos de los azúcares de los alimentos, sin apellido, estamos haciendo referencia a varios nutrientes, todos ellos hidratos de carbono. Así, dependiendo de si la palabra aparece en los ingredientes o en la información nutricional de un alimento, tiene significados sustancialmente diferentes. Un juego de palabras que da más de un quebradero de cabeza y que sume al consumidor en una confusión que le dificulta la correcta elección de los alimentos. 
Imagen.- Copyright Eva Marquina
Berenguer


Los hidratos de carbono de los alimentos son nutrientes fundamentales para nuestras células, pero no así los azúcares. Son cadenas de diferente longitud formados por moléculas sencillas o monómeros. Concretamente, los hidratos de carbono simples son aquellos que tienen uno o dos de esos monómeros, esto es, monosacáridos y disacáridos respectivamente. Estos hidratos de carbono simples reciben el nombre de azúcares y se incluyen en la tabla 1 junto con los alimentos que constituyen las fuentes principales de estos en nuestra dieta.



AGUA. El Nutriente más preciado

Imagen.- Copyright Eva Marquina Berenguer
El agua es el centro de multitud de “leyendas urbanas” creadas y fomentadas mayoritariamente por intereses económicos. No engorda, ni adelgaza, tampoco elimina grasa, pero una cosa es cierta: no podemos vivir sin ella. 


¿Qué es y para qué sirve el agua?

El agua es H2O, dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno. Esta molécula tan sencilla es la que permite que vivamos y la que condiciona la presencia de vida en cualquier lugar del universo. El agua está implicada en prácticamente todas las funciones del cuerpo humano con especial importancia en la regulación de la temperatura corporal. Cerca de dos terceras partes de nuestro peso es agua y esta disminuye con la edad: 60% en hombres, 50-55% en mujeres y hasta el 75% en recién nacidos.

LEER MÁS

LAS VITAMINAS DE LOS ALIMENTOS


Copyright Eva Marquina Berenguer
Consideradas poco menos que milagrosas, las vitaminas han estado en el centro de la atención nutricional gracias, entre otros, al apoyo incondicional del dos veces galardonado con el Premio Nobel, Linus Pauling. Acérrimo defensor de la ingesta de grandes dosis de vitaminas para curar enfermedades, fue duramente criticado por la comunidad científica. Las vitaminas no son medicamentos, como él defendía, pero sí nutrientes imprescindibles para la vida.