17 diciembre 2016

FIBRA I. El nutriente no digerido

Imagen.- Copyright Eva Marquina
Berenguer
Autores: Sandra González Deves y Pablo García Martínez

[Ver también el artículo ”Fibra II. ¿Qué hay de verdad?”]

Parece lógico pensar que cuando un alimento o compuesto no es digerido y asimilado por el organismo, éste no tiene ninguna utilidad para nosotros y, por lo tanto, es prescindible. Sin embargo, existen componentes de los alimentos que, a pesar de esta circunstancia, sí ejercen funciones importantes para nuestra salud. Es el caso de la fibra alimentaria o dietética, presente únicamente en alimentos de origen vegetal. 

De forma simplificada, la fibra es una amplia familia de compuestos que tienen en común dos características principales: están presentes en los alimentos y nuestro sistema digestivo no puede digerirlos ni absorberlos. Se trata de una familia heterogénea, aunque la mayoría de sus miembros son hidratos de carbono.